martes, 10 de mayo de 2011

NAUFRAGO


A la deriva y sin dirección se encuentra mi ingenuo corazón
que nadaba en las aguas apacibles de tu amor,
regocijado en el dulce manantial que calmaba
su sed y hoy yace en su destierro, perdido y sin ilusión.

Marejada primitiva y salvaje,
que vuelca con su fuerza impulsándome a surcar
sus enfurecidas olas que me dejan al final  
sin sentido en aquel vasto mar,
junto al letargo incesante que trajo consigo aquella violenta tempestad.

Fuerte inclemencia que agoto mi espíritu,
dejándome sin aliento divagando en mis pensamientos,
absorta del mundo a mí alrededor,
flotando y deseando encontrar la orilla que libere
mi alma de este suplicio que hiere sin compasión.

                                                                                                                                                              SJBM.



No hay comentarios:

Publicar un comentario